Carlos Ruiz Zafón o la sombra del márketing

Yo había encontrado a Carlos Ruiz Zafón, en las entrevistas promocionales para su última novela, El juego del ángel, cierta ironía distante cuando le preguntaban si un escritor podía vender tanto y las críticas a la calidad sobre su novela.

El hombre se defendía atacando y mostrando cierta distancia con el resto del gremio; y, como decía la fábula, no hay que comprar el libro por la portada. Y yo no lo he leído; de La sombra del viento no pasé de las primeras veinte páginas, aunque lo reintenté. Luego pensé que había demasiado bueno por leer y que en una vida no me daría tiempo de leerlo todo -lo bueno, digo-, así que decidí dejarlo por imposible. ¿Que si me pareció malo? Sí.

A propósito de El juego del ángel, que ni siquiera he tenido en mis manos -¿lo que me desacredita para criticarlo?-, he aquí el fragmento que publicó El Mundo. Voy a detenerme en un párrafo en concreto:

Una madrugada desperté de golpe sacudido por mi padre, que volvía de trabajar antes de tiempo. Tenía los ojos inyectados en sangre y el aliento le olía a aguardiente. Le miré aterrorizado, y él palpó con los dedos la bombilla desnuda que colgaba de un cable.
–Está caliente.

Me clavó los ojos y lanzó la bombilla con rabia contra la pared. Estalló en mil pedazos de cristal que me cayeron en la cara, pero no me atreví a apartarlos.

Dice Horacio Quiroga que:

No adjetives sin necesidad. Inútiles serán cuantas colas de color adhieras a un sustantivo débil. Si hallas el que es preciso, él solo tendrá un color incomparable. Pero hay que hallarlo.

Desde luego, lo de “los ojos inyectados en sangre”, “el aliento le olía a aguardiente”, “la bombilla desnuda”, vamos, uno espera un esfuerzo estilístico superior para un producto de éste tipo. En fin, que debe ser que no tenían “negros” para poder revisar el texto y darle un toquecito de calidad.

Y para qué voy a hacer el esfuerzo de leerla. ¿No dicen que las buenas novelas enganchan desde el principio? Pues eso. Perder el tiempo, lo justo.

10 Comentarios

Deja un Comentario
  • Que triste es la envidia, y que ridículos y patéticos nos hace. Lo peor es que, además, no consuela. Que triste ser alguien como tú en la vida.

  • Hijo, qué radical. Qué pasa que Carlos Ruiz Zafón te parece el nuevo Roberto Bolaño o una especie de Julio Cortázar. Y bueno, yo respeto tus gustos, respeta que a otros no nos guste, y mira te diré que espero llegar a escribir como Cormac McCarthy, Iris Murdoch o Javier Marías que a Ruiz Zafón. Cuestión de gustos, nada más.

    Por cierto, me pregunto si dentro de 30 años estará Zafón en los libros escolares y se estudiarán sus obras como referentes. O le pasará como a Echegaray, pero sin Nobel. Valle Inclán lo llamó, a Echegary, “el viejo idiota”. Y bueno, supongo que también le tenía envidia. Buenos días.

  • Cormac McCarthy es Dios, y Roberto Bolaño era su profeta! ;-D

    [Por cierto, tampoco le veo absolutamente nada al Ruiz Zafón éste. Folletinesco, un rato. Buen escritor, está por ver. Y sí, pude con La Sombra del Viento, pero poco más. Ah, y llegué a este blog por lo que escribiste sobre la final de básket de los Juegos: enhorabuena, me ha encantado]

    Un saludo.

  • Hola Jose! Jo, tío, que guay -aunque suene cursi- que te haya gustado. Soy jugador -aficionado, de esos que va a las “canchas” con los amigos, aquí en Canarias las llamamos “canchas”- y me encanta el basket desde pequeño. Y como tengo el blog asociado a la revista Poesía+Letras, que ya es 100% sobre literatura, aquí me permito hablar , dar mi opinión, y como el basket, entre otras cosas, es una pasión, pues pienso seguir comentando las noticas de la selección y de la ACB, porque me apetece el tema…

    La verdad es que soy de los que me emociono, me enrabieto, jaja, lo vivo, chico, sin taquicardias pero lo vivo… Me encanta analizar el juego, para algo soy un base-escolta, de toda la vida… En fin que un abrazo y bueno, no me molesta que estén contra mi criterio, pero el sr. Manuel fue al insulto personal y sin argumentos, no me gusta, le pito una descalificante y al vestuario. ;)

  • La verdad es que he pasado por diferentes estados con Zafón, leí sólo “La sombra del viento”, me atrapó mucho el comienzo (cuestiones personales) pero más tarde encontré cosas inconexas y un poco vacías; sobretodo en lo que respecta a la relación del protagonista con su padre. Leí la sinopsis del último, y me dio la impresión de ser “demasiado parecido”…
    Acepto que a otros les guste…hay gente que lee a Coelho también ;-)

  • Si, la crítica “negativa” comenta que es una especie de “segunda parte” encubierta, solo ve al google y mira busca.

    Pero también hay mucha gente que le gusta este escritor y bueno, eso pasa también con Pérez Reverte o gente así. Adoro libros que se consideran obras menores, pero que a mí me parecen tan buenas como las mejores producciones de ese autor.

    En definitiva, cada quién lee lo que le apetece, y hace bien, luego ya se puede entrar en otros aspectos que darían para horas de debate. Lo que me molesta es que vayan algunos de “popes” diciendo lo que hay que leer o no, lo que es bueno o no. Una cosa es la opinión personal y defender la postura y otra ponerse pesado. Mucho pesado, Texil ;)

  • Hola,

    Leí ese libro porque me lo regalaron cuando tenía 12 años y me impresionó mucho ahora cuando lo releo cuando no tengo nada más que leer me parece un libro entretenido que empieza lento. No es de lo peor que he leído, hay autores con los que no puedo como Coelho y Espinosa que utilizan los libros para dejar frases bonitas y como libros de auto ayuda y no narran una historia con la que dejar un mensaje. En fin, Zafón creo que escribe de esa manera porque le hace que se sienta más escritor, es un libro que gusta porque reúne todos los elementos necesarios para el éxito. En sus otras novelas repite el mismo esquema y por lo tanto no son muy novedosas. Es un autor del que me gustaría leer alguna novela que escribiera como le apetezca sin dar muchas vueltas a las cosas, no abusar de adjetivos y contando una buena historia.

    Lo siento por alargarme tanto,

    Un saludo

    P.D: Sus novelas en general me gustan aunque soy consciente de sus defectos

    • ¡Hola! Pues te entiendo muy bien y no soy radical. No considero que tenga la verdad absoluta sobre ningún autor, pero en todo momento hablo de MI gusto literario. Creo que hay buena literatura actual, pero no en español. Eso no significa que no tenga valor lo que escriben los escritores hoy en día. Al contrario: es tanta la abundancia de títulos y autores, y las influencias tan poderosas, que tiene mérito. Me gusta pensar que con 12 años La isla del tesoro, Historia de dos ciudades, El principito o El guardián entre el centeno pueden ser historias terriblemente adictivas, impresionantes -por generar una impresión de belleza maravillosa también- y con una prosa estupenda (estructura de la obra, etc.). No hay problema con alargarse porque yo soy un gran alargador de comentarios, jajaja, creo que para explicarse uno necesita contar lo que necesita, como las buenas historias necesitan a veces 1000 páginas y no podrían contarse con menos. Me gusta poder leer y que los demás lean y comparar, siempre se aprende y el valor de escribir La sombra del viento está en que lo empezó y lo acabó, pero, por ejemplo, por elegir uno, Eduardo Mendoza me parece un escritor a años luz -o, quitando la hipérbole, un poquito más interesante- que Zafón (o Vila-Matas, aunque parece que gusta más fuera que aquí). Un gran abrazo, gracias por tu comentario -si quieres comentar algo más, será un placer hablar contigo- y feliz año. :grin:

      • Hola ,

        Antes de todo : feliz año nuevo y gracias por tu comentario . Coincido contigo , yo no suelo leer muchas obras españolas ya que me decanto más por la literatura americana, asiática y luego leo lo que me llama la atención , lo que me recomiendan etc . Creo que es verdad que tiene bastante mérito la variedad de títulos que hay hoy en día , por eso cuando alguien me dice que no le gusta leer le digo que el problema es que no ha encontrado el libro adecuado.Entonces leen un libro del género que más les guste y poco a poco comienzan a disfrutar de la lectura . Respecto El guardián del centeno a mí no me impresionó demasiado con 12 años es más me horrorizó ya que me pareció que Holden era un niño desagradecido y maleducado. Me lo he vuelto a leer con 17 años y me ha gustado bastante no tiene una prosa bella pero es un libro que en cierto modo marca ya que todo el mundo creo que alguna vez se ha sentido como en Holden Caulfield . Ahora volveré el tema del principio La Sombra del Viento para hacer una comparación , creo que La Sombra del Viento se puede clasificar como una novela de aprendizaje y comparándola con obras del mismo género como Tokio Blues creo que más o menos me gustaron de la misma manera. La diferencia está en que Carlos Ruiz Zafón sus novelas posteriores sigue el mismo patrón – entiendo que formen parte de una trilogía – pero podría ser más original . En cambio , Tokio Blues no es una mala obra pero sientes cierta nostalgia y es la mejor obra para leer si se quiere empezar con algo del autor. Si se lee las obras posteriores en Murakami mejora debido ciertos factores y también porque introduce el surrealismo que es lo que hace diferente . De este autor no me cansaré de recomendar 1Q84 ( libro 1 y 2 ) un libro que te hace reflexionar y del que no sabes cómo irán los tiros aunque el ritmo baje en la última parte . En fin , quiero decir con toda esta parrafada (esa vez me he alargado más que la anterior ) que Zafón no intenta cambiar la manera en que escribe porque o no sabe o porque quiere explotar más la fórmula de la gallina de oro en cambio autores como en Murakami me impresionan aún hoy por lo diferente que son sus obras . Un último ejemplo del de novelas de aprendizaje que me gustaría comentar es Demian considero que es un buen libro aunque lo encontré un poco rebuscado y complicado si no se conoce la teoría de Nietzsche.

        En fin , eso es todo.

        Siempre es un placer hablar con alguien sobre libros .

        un saludo

        • ¡Hola! Pues qué joven eres. Me detengo en Demian y Murakami. Demian lo recomiendo, y aunque me parece genial leerse algo de Nietzsche para entender más la obra, cuando yo la leí apenas conocía a Nietzsche y creo que fue bastante después cuando leí Ecce Homo. Me pareció una novela maravillosa, distinta a El lobo estepario -un pedazo de novela-, pero de esas novelas de aprendizaje con tintes kafkianos… En cuanto a Murakami, mi primer libro fue Tokio Blues y me enganchó. Luego he llegado a tener 5: 1Q84, Sauce ciego, mujer dormida (lo suyo no son los relatos breves), After Dark (me encantó), y De qué hablo cuando hablo de correr. Esta última, estupenda, una obra tipo ensayo, hablando de su vida como escritor, el deporte (la maratón), etc. Lo estupendo de tener todos estos libros es que me compré el de Tokio Blues, el de After Dark, y luego por mi cumpleaños me han ido regalando (o por Reyes) y he pensado: pero regálenme otros autores, jajajaja. Es decir, que voy teniendo una “colección Murakami” no porque me guste tanto el autor -que me gusta- sino por azares del destino. A mí 1Q84 me enganchó el principio -compáralo con el de El juego del ángel o La sombra del viento, nada que ver, a nivel de estilo, de dominio de la técnica literaria, etc.-, me costó la parte central -no desvelaremos nada, te parece, por si alguien lo quiere leer- y luego cuando llega a la recta final y empieza la parte “macabra” o “terrorífica”, las lunas, etc., me dejó otra vez muy enganchado. Hay una novela que quizás cueste un poco, porque a veces depende del momento, pero una estupenda novela de aprendizaje es “Confesiones del estafador Félix Krull”, de Thomas Mann. Es larga, pero maravillosamente irónica y entretenida. Es increíble cómo -al menos a mí- Mann se dedica a describir casi todo lo que encuentra y, sin embargo, avanzas la lectura sin problemas. El protagonista, Félix, es un pícaro a lo alemán (lo digo porque Mann es alemán), o a lo moderno. Es un maestro en eso de la supervivencia. Un episodio maravilloso es cómo, al principio de la novela, aprende a simular una enfermedad con su sintomatología exacta para evitar ir al servicio militar, jaja. No es la novela más ligera del mundo, puede resultar densa, pero a mí me encantó. ¡Un abrazo y muchos reyes! :grin:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Copyright © 2014 La ciudad de un billón de sueños