La ciudad y las chicas cortinglés

confessions-of-a-shopaholic-01

¿En qué ciudad no hay un Corte Inglés, el Harrod’s españolizado? En mi ciudad no sólo hay uno, sino dos: el otro es un enorme Hipercor.

En el de mi ciudad se da un endemismo particular: la “chica cortinglés”. Tienen tanto éxito que un amigo me llama de vez en cuando y me dice:

-Tío, porqué no vamos al Corte Inglés a ver tías.

-¿A ver tías? ¿Otra vez? ¿Y qué vas a hacer, entrarles en las escaleras mecánicas para pedirles el móvil o qué?

-Hay un montón de tías por allí, que están buenísimas, van solas, a comprar, y entonces estamos nosotros allí “al pesque”.

-Claro, tiramos la caña a ver qué pica. ¿Y no es mejor ir a una terracita a tomar algo y la echamos igual? Invitamos a dos a tomar algo con nosotros.

-No, no. Vamos al Corte Inglés, hazme caso, coño.

El tipo de “chica cortinglés” es una niña pija que estrena la ropa que acaba de comprar en otra boutique. A veces pienso que podrían ir así a la ópera o al teatro, o cualquier evento social. O se piensan que van de compras a Tiffany’s -nunca se ha ponderado lo suficiente el daño colateral de Pretty Woman-. Paradójicamente, las “chicas cortinglés” no lo visitan con ropa del Corte Inglés. Si les preguntas “¿y este traje tan bonito, es de aquí?”, te dicen: “¡Qué va! Me lo compre en Benetton”, por ejemplo.

El virus de la “chica cortinglés” se extiende a todas las tribus urbanas. Una gótica no es la misma cuando lo visita. Es gótica, sí, pero los vaqueros negros son Armani -a los que arrancó el símbolo- y la camisa negra es de algodón exportado de la India. Va tan pulcra que uno querría hacerse gótico también.

Con las hippies sucede lo mismo: son “hippijas”. Si miras sus sandalias de cuero, te dicen que son Camper, u otra marca similar. ¿La falda de rebajas, no? “Sí”, te dicen, “pero no es Zara, ¡eh!”, y se ríen. Tranquila, ya sabemos que tienes glamour.

¿Y las dependientas? ¡Qué aires! Van enjoyadas hasta las cejas y maquilladas con Titanlux. El perfil se repite en cada sección. Les miras un poco las tetas -porque cómo van algunas, es infartante- y te atienden como si te hicieran un favor. ¿Pero esto no era que yo tengo siempre la razón? Parecen decirte: “yo trabajo en El Corte Inglés, tengo status social”.

Así que nos recorrimos los dos edificios de El Corte Inglés -en mi ciudad, uno enfrente del otro, atravesado por un pequeño boulevard: uno de los edificios fue el antiguo Galerías Preciados- siguiendo tías buenas.

La tarde fue productiva. En la sección de libros, nos fuimos dos estantes más atrás para hacer que leíamos libros y alabar el vaquero ajustado de una argentina -al final nos decidimos por ese país-  y una cara de angelito espectacular. Más buena niña. Se le ve.

Mi amigo se enamoró de dos morenas de la sección de perfumería, con la que estuvo preguntando por perfumes para luego atacar con el clásico “qué, mucho movimiento, ¿no?”.

¿Yo? Nah. Soy tímido y siempre me quedo en un segundo plano. Dimos la ronda pertinente y luego fuimos a una terracita a tomar algo. Allí, como es lógico, sí que había docenas de chicas riendo y bebiendo, y a las pobres de al lado les dimos la brasa, ¡como tiene que ser! :grin:

Esta ciudad es una maravilla. ¿Qué le falta? Mmm… Que las chicas tuvieran ese sentido lúdico y desinhibido de las caribeñas con el sexo. Entonces sí que sería el paraíso. Pero todo se andará. :grin:

[email_link]

14 Comentarios

Deja un Comentario
  • Desde luego Julio que cosas tienes jajaja, no te conozco pero tienes que ser “un cachondo mental”…mira que he oigo cosas raras, pero eso de ir a ligar al cortes ingles jajaja, desde luego originales sois!!! muy bueno,y que? pescasteis algo? que eso no lo has contado? jiji :-*
    Un beso
    .-= Último artículo del blog de pili”cuchillita”… "LAS APARIENCIAS ENGAÑAN" =-.

    • ¡Hola Pili! Que va, yo no soy adicto, ese es mi amigo que está un poco locuelo. Yo voy, cierto, pero porque después hacemos lo que a mí me gusta, que es tomar algo fresquito por ahí. Pero me río mucho y de paso uno mira algo que le interesa.

      Y no, no es un buen lugar para ligar, ¡evidentemente! En todo caso, con alguna dependienta se podría intentar, pero no le veo yo futuro y el esfuerzo no compensa. Pero mi amigo tiene fe, y la fe mueve montañas. :grin:

      ¡Un saludo!

  • Este deporte es nacional, :-*
    yo con un amigo también, pero nos poniamos en la única escalera del Carrefour, de L´Eliana,
    y las puntuabamos
    daba tiempo, mientras subian y bajaban :o

    je, je, j,e :-*

    • Jose, pues sí, deporte nacional jajaja. Si es que al final todos somos iguales, quien más quien menos ha hecho esta o alguna otra locurilla divertida. Son las hormonas. :grin:

      Lo de puntuarlas… en el instituto :grin: Por cierto, ellas a nosotros también, que cuando nosotros vamos ellas ya han vuelto. Tienen un peligro… :grin:

  • Bueno!! que barbaridad, que supongo que eso de “corte inglés” significa algo así como lo que comunmente conocemos aquí como centro comercial o en USA “mall”… no?

    Pues en México que va, hay mas centros comerciales que escuelas… y que hay tías, las hay, unas mas buenas que otras, pero al final las que van ahí son bastante sangronas…

    Ja jaja, ojalá hayas tenido buena pesca…

    Saludos desde México :evil:
    .-= Último artículo del blog de Pinkyrancher… Twitter y la migraña… =-.

    • ¡Hola Pinkyrancher! Sí, yo lo comparé con Harrod’s, el inglés, aunque aquel es más glamouroso. En España es la gran empresa de grandes almacenes tipo Wall Mart en EE.UU., está en todas partes.

      No sé qué son sangronas jaja. No debe ser nada bueno :grin:

      Qué va, de pesca nada, ¡si ya le digo yo al amigo que es mal plan! Pero tiene fe, el chaval. Qué le vamos a hacer. Está en la edad. Yo me limito a ser compañía y guiarle por el buen camino :)

      ¡Un saludo! Y gracias por el comentario :grin:

    • Hombre perplejo, muchas gracias por la parte que me toca. De todas formas, en este caso la realidad ayuda bastante a la sonrisa. Es que las chicas “cortinglés” son tan peculiares. :grin:

      ¡Un saludo!

  • No sé si confesarlo, pero… yo ligué con una dependienta de El Corte Inglés mientras me vendía un Home Cinema. Bueno, en realidad no sé quién ligó a quien, pero estuvimos juntos casi un año y aún somos buenos amigos. ¡Y el equipo aún funciona de maravilla, después de una década!
    .-= Último artículo del blog de Blu Man… Blue Eyes Quiz =-.

    • ¡Hola Blu Man! Pues gracias por la confesión y por comentar. :grin:

      Creo que no hay nada de malo en decir que ligastes con una dependienta,¡al contrario! En este país parece que hay que pedir perdón porque uno ligue… Ahora, lo de que el Home Cinema sigue funcionando, ¡no será publicidad subliminal del Corte Inglés! :evil: :grin:

      Le diré a mi amigo que sí, que es posible ligar en un centro comercial y tal jaja. ;)

      Ahora en serio, deberían pagarme los del Corte por el pedazo de publicidad que les he hecho.

      ¡Un abrazo! :grin:

  • Jajajajaja, qué brutito xD

    Yo el corte inglés ni de lejos, lo siento, no lo aguanto. A la zona de librería sí que voy, y a veces hasta me quedo un rato babeando por las plumas mont blanc (de hecho me regalaron una por mi orla el año pasado y aún no la he usado – pretendo firmar con ella la solicitud del título o mi primer libro, lo que venga primero -, preciosa, en todo caso)
    Lo bueno que tiene Mesa y López (para los no canarios el “boulevard” donde está el corte y otras tiendas oseajotelojuro es que te alegras la vista pasito a pasito, tú con las chicas, yo con los chicos.
    Una pena que en la plaza de españa (sitio de terracitas y donde uno se reune para ver el furbó) te saquen los ojillos por una caña xD
    Dile a tu colega que se tiene que relacionar más, atacar a las dependientas es mu feo :P
    .-= Último artículo del blog de kiram… Femme fatale. =-.

    • Kiram: una verdad como un templo. La Plaza de España es criminal con los precios de las bebidas. El tío tendrá hasta el escobillón del báter de oro y diamantes.

      Me gustan las plumas pero ya casi sólo escribo en el portátil así que las tengo más como “a ver si un día la uso…” :grin:

    • ¡Hola Leticia! Qué va, hay de todo, pero muchas chicas jóvenes también. Es el aburrimiento, los hombres, que somos así, no hay que darle muchas vueltas.

      ¡Un saludo! :grin:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Copyright ©  La ciudad de un billón de sueños