Realidades paralelas

¿Y qué pensaríamos si un día pudiéramos asomarnos al balcón de lo que siempre perdura y viéramos a todos aquellos que creen pensar de forma autónoma y conforman un ideal de vida adecuado, a fin de cuentas una estructura semirígida  y zozobrante con el paso de la nieve y la hojarasca, amparados en ciertas ideas asumidas, mecanizadas, verdades de la centuria, resueltos a autoflagelarse y colerizarse cuando les resulta injusto el reproche, golpeando sobre la roca viva por puro desahogo, y nos fuera revelado entonces que todos ellos son la multiplicidad de nuestro reflejo que sale a la vida mientras nos follamos los unos a los otros, un mundo que emerge en el ansia?

Soy nadie. ¿Tú quién eres?¿Eres tú también nadie?
Ya somos dos entonces. No lo digas:
¡lo contarían, sabes!

Qué tristeza ser alguien,
qué público: como una rana
decir el propio nombre el día entero
para un pantano admirador.

Emily Dickinson

Imagen: www.theofantastique.com.

Enviar por correo electrónico Enviar por correo electrónico

5 Comentarios

Deja un Comentario
  • El ser como humanidad, está condenado a vivir, reproducirse y morir. Los demás también, los irracionales. Nos hemos estado comiendo y peleando. Trepamos una y otra vez a la gran montaña, donde con ansia esperamos encontrar la salida, pero sólo se bislumbra el desierto de nuestras vidas. El suicidio? no! a pesar del encierro.Las almas quedan al margen. Es el reflejo, si, nuestro propio reflejo. La gran conspiración!!, pero que podemos hacer sino morir y volver a nacer. Yo quiero creer , que desde ese balcón donde habita la sabiduría, el bienestar de los espiritus , hay una llama luminosa , donde habita un corazón que late para vivir la emoción más intensa, nacer! nacer para amar. :wink:

  • Tenemos un dicho en Galicia: “cada un fala da feira segundo lle vai nela” que traducido es algo así como Cada uno habla de la feria según le ha ido en ella, porque para mí la lectura ha significado una metáfora clarísima del ambiente actual político en el Estado español. Yo veo la descripción de ciertos individuos que creen que su punto de vista es el correcto, el que se tiene que imponer, reprimiendo toda una serie de libertades que luego ellos en la oscuridad de la noche, en la intimidad oscura de sus casas u ocultos por aquello que yo llamo la discreción del dinero, hacen y rehacen hasta saciar sus ánsias. Y luego esa manera de lanzarse a la yugular de los que están en su contra que más bien no es estar en contra de nadie es defender lo que tanto ha costado conseguir. Un besito Julio

    • Sí, hay tantas interpretaciones de un texto como lectores, aunque hay teorías literarias que dicen que hay lecturas erróneas o imposibles. No había pensado lo de los políticos y mira, ahí le has dao al muñequito de feria. Otro besito. :grin:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Copyright © 2014 La ciudad de un billón de sueños

Leer entrada anterior
Cuernos hidráulicos

¿Y qué pensaríamos si un día pudiéramos asomarnos al balcón de lo que siempre perdura y viéramos a Dios desvistiéndose...

Cerrar