Twitter, Pérez-Reverte y el mastuerzo

Destino es el poder sobrenatural que, según se cree, guía las vidas de cualquier ser de forma necesaria y a menudo es fatal, es decir, inevitable o ineludible. Wikipedia.

Exista o no el destino, es evidente que hay autopistas, senderos, atajos, que se entrecruzan en nuestras vidas y ¡pobres mortales! nos preguntamos el por qué.

Esta breve disquisición no es gratuita.  Su origen se debe al simple hecho de que Twitter, como bien sabes, te sugiere usuarios  para seguir sus twitts.

Deus ex machina. ¿A qué mastuerzo macaronésico y fanfarrón se le ocurriría sugerirme la segunda elección de esta red social?

Si no eres seguidor de esta bitácora -y ni que decir tiene que ¡muy mala elección!- te dejo los mejores momentos del affaire Reverte por si deseas divertirte con mis opiniones de Pérez-Reverte y su obra, y sobre las que estás invitado a comentar:

[email_link]

7 Comentarios

Deja un Comentario
  • Bueno, no sé quienes son esos tipos, pero eso de “who to follow” del twitter me esta empezando a fastidiar el día… si yo soy alternativa, un poco de izquierda y algo rockerona, me sugieren seguir a la derecha, el pop y a lo comercial…

    Que chingados!!! Pero creo que por ahí hay un nuevo programita para bloquear esa aplicación… y como siempre lo digo, un mundo nos vigila!

    Un beso…

    pd. ya volví con las tonterías a tu blog, empiezo hablando de un tema y termino hablando de todo y nada, me doy pena :P

    • @Javier: Gracias, es una broma que tengo conmigo mismo y con algunos amigos sobre Reverte, pero nada personal contra el autor, solo opino de sus novelas. Miraré lo de Gato a ver de qué suele twittear. ¡Un saludo! :grin:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Copyright ©  La ciudad de un billón de sueños