T01, E16: perseguir el amor

Perseguir el amor es lícito, pero sobre todo cuando no se sabe que el amor aparece -aunque algo de nuestra parte hay que poner-.

En Internet, nadie sabe que eres un perro.

Para los perseguidores profesionales un chico listo ha desarrollado una aplicación que te avisa cuando un amor emparejado de Facebook se despareje. ¡Ese perfil será todo mío!, se dicen, retorciéndose las manos.

¡Qué cosas! Es decir, que en vez de mirar doscientas mil veces al mes si ha cambiado el estado de su perfil a “soltero” o “soltera” -y no entro en el aspecto esquizoide-paranoide del asunto-, se les envía un correo, imagino que con este mensaje o similar:

-¡Tírate al cuello, [NAME] ha cambiado su estado personal a “single”! ¡Banzaaaaaai!

¿Es demencial o simple tenacidad esta persecución amorosa? Me da la sensación de que si diéramos más opciones a la gente corriente, que no usa las redes sociales pero que sufre este deseo por alguien con pareja en la vida real, no solo no vería extraña esta posibilidad sino que usaría -si nadie lo supiera- otras suculentas opciones como:

a) Si los detectives privados fueran gratuitos, los usarían para saber cuándo mengano deja a mengana o viceversa.

b) Si insertar chips en la nuca mediante un comando que asalte al mengano o la mengana mientras duerme fuera legal para escuchar si le va bien o mal en su relación, lo haría.

c) Si pudiera perseguirlo con el sistema de satélites de los boinas azules de la ONU para saber dónde, cómo y con quién va, y fuera legal y gratuito, lo haría.

d) Si los hipnotizadores fueran gratuitos y fuera legal los contratarían para que los hipnotizaran para dejar a su pareja y poder estar con el mengano o la mengana.

e) Si fuera legal y además gratuito obligarían a que la mujer invisible de los Cuatro Fantásticos creara un campo de fuerza a su alrededor para que no se le acercara nadie más.

f) Si fuera legal y gratuito, lobotomizarían a su madre las veces que fueran necesarias hasta que le hiciera dejar a su pareja.

g) Finalmente, si fuera gratuito y legal, si pudiera raptar al mengano o la mengana e irse los dos solos a la isla de Lost y que no pudieran rescatarlos ni la madre que los parió, comerían dulces Dharma toda la vida y ¡como no hay Internet no podría cambiar su estado civil y nadie se metería en medio jamás!

Al final lo que triunfan son las cositas sencillas. ¿Qué quiere la gente? Amor, dinero y sexo. ¿Cuál es el invento más chorra del mundo que no se me ocurrió a mí y podría haberme hecho millonario? La cerilla. ¿Por qué se obsesionan con alguien que tiene pareja y esperan a que cambie su estado en una red social ? Porque la ciencia no ha bautizado esa tara mental aún y lo que se están ahorrando en psicólogo se lo gastan en la conexión a Internet. :grin:

Imagen: gamespot.com/users/Ninja-Hippo/blog.

[email_link]

8 Comentarios

Deja un Comentario
  • Hola, Julio, muy buenas. Lo que yo me planteo cuando veo algún perfil de los que aludes en facebook y etc, es cuánto habrá de verdad en él. Imagínate si me voy a tomar en serio si menganita de tal tiene o no pareja cuando es dudosa hasta la fotografía que haya colocado allí.

    Quiero decirte que, aunque no dejo mensajes, entro, a veces en esta página que encuentro muy amena.
    Un abrazo.

    • Me encanta que estés por aquí, la verdad que se te ha echado de menos un montón, con los buenos debates que había contigo, en fin, que me alegro muchísimo que te hayas dejado un comentario. ¡Un abrazo! :grin:

  • Julio el apareamiento es obligado!! , pero por quien?. El individuo necesita amor, caricias, juegos, cariño, pasión y también olvido. En el fondo pedimos poquito unos cariñitos na mas.
    Besotonsillo :grin:

  • ¡Qué pesadilla! La de trabajo que debe costar recorrer los perfiles de los ciento y pico -o más- “amigos” que tienen en facebook y mirar qué es lo que ocurre por sus vidas en lugar de bajar tomar una copichuela o lo que sea y mirar si hay alguna soltera…
    Para mí hacer eso sería un sinvivir y lo de la aplicación…no sé yo estas aplicaciones…tengo que escribir una entrada sobre esas otras aplicaciones que hay por ahí del tipo “instálame y sabrás quine te visita y quién ve tus fotos” que no entiendo muy bien pues la finalidad de facebook es ésa precisamente, ¿no?
    En fin Juliño, disfruta de tu soltería y de tu capacidad social para hacer amigas…Muá

    • Las mujeres no solo no me quieren sino que no me comprenden. De todas formas, oye, no te fies de las aplicaciones, te piden datos privados del Fb y además ellos mismos dicen que las aplicaciones de terceros no tienen control sobre ellas -así que seguro que ellos mismos hacen algunas, jaja, piensa MUY MAL y acertarás-.:grin:

  • ¡Ay por Dios!, en fin, un invento más del hombre blanco al servicio de las calenturas de la humanidad.
    Yo por eso no tengo facebook.
    No había tenido oportunidad de agradecer tu carta y la porras que me echas, gracias, que ganas de ser de tripié e irme a aparear con alguien para mitigar el dolor, ja!, pero pues no, mis hormonas no me dejan.
    Soy medio monja cartuja pero no tanto.. jajaja
    Un abrazo y muchos besos repartidos tocayo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Copyright ©  La ciudad de un billón de sueños