EtiquetaEd Harris

1
Appaloosa

Appaloosa

Durante algún tiempo, el término crepuscular se asoció con los Westerns,  esas películas que hablaban del salvaje oeste y la adaptación del hombre a un mundo donde la naturaleza es dura y caprichosa; donde el oeste implicó una fábula de la búsqueda del hombre y su vínculo con la tierra. Hombres como John Ford, Hawks, Leone y otros abanderaron y prestigiaron un género que marcó unos deliciosos años dorados del cine de Hollywood, y que ha tenido su continuidad en un director clásico como Clint Eastwood.

Ed Harris, un actor maleable, dúctil, capaz de interpretar un alto mando del ejército descontento con su país, un pintor genial o, ahora, un hombre que vive para su trabajo y sus firmes ideales (pero no es un idealista: es un tipo práctico que, de su trabajo, ha hecho dogma de fe), ha conseguido realizar un trabajo digno y con lugares comunes donde uno encuentra ecos no ya del mejor cine del oeste, sino del de un artesano que entiende y conoce muy bien el séptimo arte.

En Appaloosa, encontramos la vieja fórmula de dos amigos (El Club Social de Cheyenne) que cabalgan juntos. No es nueva, pero funciona. Viggo Mortensen dibuja un personaje convincente, un antagonista genial e inteligente que contrapone la aridez de Virgil Code, al que gana en madurez emocional.  Sin esta combinación la película caería por su propio peso, pero con dos grandes de la interpretación es casi lógico que suceda así (salvando a De Niro y Pacino que están para jubilarse). Jeremy Irons está perfecto en su papel de malvado de turno, pero hay que poner un pero: la fría, insulsa y de nuevo carente de credibilidad Renée Zellwegger, que está de capa caída en sus últimas producciones.

Salvo este pequeño detalle, Appaloosa lo tiene todo para encandilar, precisamente por su corte tradicional, su historia bien narrada y los dos protagonistas. Un gran trabajo de Ed Harris tras la cámara que, probablemente, le suponga alguna candidatura a los Oscars. Veremos.

[email_link]


Copyright © 2014 La ciudad de un billón de sueños