Etiquetaoscuridad

1
La cortina de humo
2
T01, E03: secretos.

La cortina de humo

No son mis sentimientos favoritos, pero a veces se escribe desde la rabia o el rencor. Las noticias sobre el estado de la crisis económica en Europa apuntan a cualquier parte: desde la destrucción del euro a la delegación de partes fundamentales de la soberanía de los estados, que deberán estar regidos, apuntan, por ese nuevo estado soberano creado en principio para la economía y la seguridad que se llama la UE. Los seguidores de las teorías conspirativas se estarán frotando las manos pues sin duda se conforma lo que tanto se temían: un solo gobierno europeo de facto. La ministra italiana llora al anunciar las medidas porque sabe que está enviando a la pobreza pura y dura, no la que solían ver en los reportajes por la televisión, a gran parte de la clase media italiana. Nadie en su sano juicio espera mucho menos cuando Mariano Rajoy tome posesión de su cargo.

Sigue leyendo

T01, E03: secretos.

Al otro extremo del valle la carretera atravesaba un arroyo completamente negro. Troncos de árboles calcinados y desprovistos de ramas a ambos lados. La ceniza moviéndose sobre el asfalto y las manecillas f lojas de cable ciego que colgaban de los ennegrecidos postes de luz gimiendo débilmente con el viento. Una casa incendiada en medio de un claro y más allá un tramo de pradera agreste y gris y un banco de lodo rojo donde había unas obras abandonadas. Un poco más lejos vallas publicitarias anunciando moteles. Todo como en otros tiempos solo que descolorido y desgastado por la intemperie.

La carretera, Cormac McCarthy.

En el mundo que conforma nuestros impulsos existe un páramo privado que es como la carretera que describe McCarthy. Allí estamos ocultos a ojos de los demás, de ángeles y demonios, y jugamos con explosivos, diseccionamos ranas vivas, somos viles y crueles. En esta carretara, que no aparece en las guías del hacedor de mapas que creó las carreteras que conforman nuestra mente, ocurren pequeños o grandes vicios inconfesables.

Sigue leyendo

Copyright © 2014 La ciudad de un billón de sueños