EtiquetaRAE

1
Una visión: qué llevas puesto… en tu mente
2
Género y sexo: la polémica del lenguaje sexista
3
La Academia y Pérez-Reverte
4
¿Escriben correctamente los bloggers?

Una visión: qué llevas puesto… en tu mente

¿Nos define lo que llevamos puesto? Sin duda. La ropa es una elección en un paradigma; si, además, llevamos un estilo u otro de peinado, etc… Pero, ¿no nos define, de otra forma, lo que llevamos en la mente? Lo que pensamos, los conocimientos que tenemos, nuestras creencias…

Así, decidí sacar una foto de una interpretación diferente a la pregunta: ¿qué llevamos puesto? Y aquí podría considerar que está representada una gran parte de… ¡lo que llevo a cuestas, independientemente de la ropa que elija, la estación u otras variables! Elegí varios libros de mi estantería que definen aspectos como la religión, la filosofía, la gramática, la literatura…

¿Y tú, qué llevas puesto, con qué vistes tu mente? :grin:

Género y sexo: la polémica del lenguaje sexista

Todos, prácticamente, habrán leído y hablado estos días sobre la polémica que ha suscitado el texto de Ignacio Bosque, coordinador de la Nueva gramática de la lengua española publicada en 2009, catedrático de filología hispánica y académico de la RAE, con su opinión sobre los manuales sexistas y el poco sentido común que impera en ellos, a su juicio (y el de la Academia, que aprobó también la publicación del texto).

Y digo esto último como filólogo, por supuesto, pero no deben pensar que todos los filólogos (y filólogas, recomendaría añadir alguno de estos manuales de forma, a mi modo de ver, incorrecta) vemos a la RAE con buenos ojos, ni tampoco con malos: se tiene escepticismo en algunos aspectos de su funcionamiento, pero en absoluto de su rigor.

Sin embargo, tengo que decir que suscribo el texto de Ignacio Bosque. Los ejemplos que explica a lo largo del texto son por sí mismos suficientes y aclaratorios; la redacción de la Constitución venezolana, un despropósito, por cierto. No se puede escribir peor en menos líneas, a mi juicio. Un fragmento revelador del texto de Bosque:

Sigue leyendo

La Academia y Pérez-Reverte

Siguiendo los comentarios sobre Pérez-Reverte que suscitó otro artículo sobre su última novela, El asedio, y que siguen llegando de vez en cuando, y una vez razonados mis argumentos, hay dos o tres apuntes que tengo que dar, aunque esto me genere algún que otro comentario negativo que leeremos gustosos.

Estos argumentos enlazan directamente con el prestigio del autor en nuestro país, basado en su éxito de ventas, los premios que posee y su puesto de académico de la RAE.

De lo primero, poco que decir: la gente que desee comprar su obra lo hace por diversas razones, entre las que destaca una sobre todas: es entretenido. Nadie niega, creo, la investigación meticulosa de los ambientes, localizaciones y sociedad de la época que dibuja en sus novelas.

Ya en los premios encontramos un lugar menos confortable: los premios carecen del prestigio de antaño. Por ejemplo: en España, prácticamente se salva el Nadal, sobre el que planea, en los últimos años, la sospecha de acercarse a la línea comercial del Planeta. Que Pérez-Reverte tenga cuatro o cuatrocientos, tanto nos da: no mediremos tan sólo a un escritor por los premios que posea, sino por un análisis de lo que expone en sus escritos, esto es, la forma. Me soprendería que ganara el de la Crítica o el Nacional de Literatura, pero quién sabe.

Sigue leyendo

¿Escriben correctamente los bloggers?

¿Los bloggers o blogueros/bitacoreros cuidan el lenguaje? ¿Son ejemplo de un buen uso del idioma? ¿Son los grandes escritores ejemplos de buen uso de la lengua? ¿Es lo mismo escribir bien literariamente y escribir correctamente? ¿Prestigian los escritores la norma culta, es decir, el habla que usan en sus contextos sociales, y desprestigian el habla popular?

La aparición de la Nueva Gramática de la Lengua Española nos incita a plantearnos varias de estas cuestiones. De esta gramática, hay  que señalar algo muy importante:  que es el primer libro de esta disciplina lingüística que reconoce como válidos los usos que del español hacen los más de 350 millones de hablantes en América. Es decir: de una vez, la RAE prestigia el habla de los americanos, que antes parecía mirarse como si fuera poco prestigiosa o vulgar.

Lo que me llamó la atención de la NGLE es que usa muchos ejemplos literarios, de autores de reconocido prestigio internacional, para señalar usos erróneos.  Entre estos usos, por ejemplo, en mi región -Canarias- los estudios de sociolingüística, tanto en Canarias como en Valencia, Cataluña, e Hispanoamérica, incluso entre hablantes cultos, demuestran que se extiende el uso de la tercera persona de haber en plural en oraciones impersonales.

¿Puedo dejar que mi hijo lea bitácoras sin tino  porque la gran mayoría posee el mínimo rigor gramatical y no perjudica su aprendizaje progresivo del idioma? ¿Debo yo?

Sigue leyendo

Copyright © 2014 La ciudad de un billón de sueños